Muertos en colapso de Baltimore son migrantes latinos

Las víctimas son mexicanos, guatemaltecos, salvadoreños y un hondureño, trabajadores de mantenimiento y vigilancia del puente que colapsó tras el impacto presuntamente accidental de un carguero.

127

Las tareas de búsqueda de seis desaparecidos por el colapso de un puente en Baltimore, uno de los puertos comerciales más transitados de Estados Unidos en la costa este, se suspendieron la noche de este martes (26.03.2024) al presumirse que fallecieron. Las autoridades de México, Guatemala, El Salvador y Honduras confirmaron que hay connacionales entre las víctimas.

“Basándonos en la duración de la búsqueda (…), la temperatura del agua, en este momento no creemos que encontremos a estas personas con vida”, declaró el vicealmirante de la Guardia Costera Shannon Gilreath en una rueda de prensa sobre las labores en el puente Francis Scott Key.

Entre los desaparecidos, que trabajaban reparando el asfalto sobre el viaducto, figuran dos trabajadores guatemaltecos de 26 y 35 años, informó la cancillería de ese país centroamericano en un comunicado.

Confirman mexicanos entre desaparecidos

La embajada de México en Estados Unidos confirmó este martes que hay ciudadanos mexicanos entre las seis víctimas del accidente.

Un portavoz de la embajada mexicana explicó que hay personas de México, de Guatemala y de El Salvador entre las seis víctimas, pero no concretó el número exacto ni dio detalles sobre sus identidades.

Previamente, el Ministerio de Exteriores de Guatemala había confirmado que dos son guatemaltecos: un hombre de 26 años originario de San Luis (Petén) y otro de 35 años de Camotán (Chiquimula).

Por su parte, la cancillería de Honduras confirmó la muerte del migrante  Maynor Suazo. El hondureño cumplía su turno de noche en el puente, donde “el accidente la sorprendió”, dijo el vicecanciller de ese país, Antonio García, al Noticiero TN5 de Tegucigalpa.

En imágenes captadas por cámaras de videovigilancia, se ve un portacontenedores estrellarse contra un pilar del puente, haciendo que gran parte de la estructura de acero, construida en 1977, cayera al río Patapsco.