Tímida reanudación de actividades en Puerto Príncipe

37

Este miércoles 21 de septiembre se reanudaron tímidamente las actividades formales e informales en el área metropolitana, luego del cese de actividades desde el 12 de septiembre. Algunas sucursales de bancos comerciales han abierto sus puertas, particularmente en la comuna de Port-au-Prince y Delmas. Allí se observaron largas colas. Supermercados, casas de transferencia también funcionaron. El periódico también observó una tímida reanudación del transporte público.

Motociclistas, tap-tap y algunos taxis fueron vistos por algunas calles. Los puntos de distribución de agua potable y gas propano recibieron este miércoles a decenas de clientes. Si bien la mayoría de las arterias se han despejado, algunas áreas permanecen bloqueadas. Este es el caso de Canapé-Vert, donde los manifestantes siguen enfrentándose a la policía.

En la capital como en las regiones, las actividades están paralizadas desde hace más de una semana. Miles de ciudadanos protestaron y bloquearon carreteras para expresar su descontento tras la decisión del gobierno de subir los precios de los combustibles.

En la mayoría de estos pueblos, las protestas se tornaron violentas. Negocios privados y edificios públicos han sido objeto de ataques y escenarios de saqueos. Más de una treintena de escuelas fueron saqueadas, especialmente en los departamentos de Artibonite y Noroeste.

En una intervención transmitida por la Televisión Nacional de Haití el 18 de septiembre, el jefe de Gobierno Ariel Henry llamó a la calma, sin cejar en su decisión sobre el aumento de los precios de los combustibles.

“Ante la evolución de la situación, volví a hacer un llamamiento a la calma. Te pido que te calmes. Juntos podemos resolver problemas. Entiendo tu frustración. Comparto el dolor de las víctimas, de quienes han perdido bienes que construyeron durante décadas”, dijo Ariel Henry al condenar la violencia registrada en todo el país.

Según el Miami Herald, Juan González, director principal para el Hemisferio Occidental en el Consejo de Seguridad Nacional de la Casa Blanca y asistente especial del presidente Joe Biden, también señaló con el dedo a los actores económicos que estarían detrás de estas manifestaciones violentas.

“Las violentas protestas que han sumido a Haití en el caos y la anarquía están siendo financiadas por actores económicos que pueden perder dinero”, dijo Juan González.

Por su parte, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, ante una pregunta sobre los disturbios y saqueos registrados tras el anuncio del ajuste al alza de los precios de las gasolinas, respondió en estos términos:

“No son movimientos políticos, son pandillas lamentablemente también infiltradas por personas ligadas al poder económico y al poder político”.